sábado, 29 de agosto de 2015

Coloquios Internacionales de Genealogía (IX) y sobre la Nobleza (I), a celebrar en Madrid del 21-24 de octubre, 2015

Entre el 21 y el 24 de octubre de 2015 tendrá lugar en Madrid, en las instalaciones del Colegio Mayor Universitario San Pablo CEU, el "IX Coloquio Internacional de Genealogía", conjuntamente con el "I Coloquio Internacional sobre la Nobleza". 


Organizado por la Academie Internationale de Genealogie, en colaboración con la Real Asociación de Hidalgos de España, el Instituto Español de Estudios Nobiliarios y el Istituto Araldico Genealogico Italiano (IAGI), en esta edición el coloquio llevará por título “La pequeña y gran Historia Familiar a través de la Genealogía”.


En dicho coloquio participaran las mayores autoridades en la materia, tanto nacionales como internacionales. Entre los expertos nacionales cabe destacar a Faustino Menéndez Pidal (Director Honorario de la Real Academia de la Historia), Jaime de Salazar y Acha (antiguo Director de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía), Luis Valero de Bernabé y Martin de Eugenio, Ernesto Fernández-Xesta y Vázquez, Eduardo Pardo de Guevara y Valdés y Carlos Acuña y Rubio. Entre los internacionales señalar a Pier Felice degli Uberti (Presidente de la Confédération Internationale de Généalogie et d'Héraldique), Michel Teillard d'Eyry (Presidente de la Académie internationale de généalogie) y a Salvatore Olivari de la Moneda.

Flórez de Setién y Huidobro

En la jornada del jueves, día 21, mi hijo David Huidobro, impartirá la conferencia "Genealogía del erudito Padre Flórez: el ilustre linaje de los Flórez de Setién", autor, entre otras obras, de La España Sagrada.

Formulario de inscripción (plazo de inscripción hasta el 18 de septiembre de 2015, asistencia gratuita a las jornadas):



 

Así mismo, en las mismas fechas y localización, tendrá lugar el I Coloquio Internacional sobre la Nobleza, en memoria de Don Vicente de Cadenas y Vicent (2005-2015), con la participación de destacados conferenciantes. 


viernes, 14 de agosto de 2015

El linaje de los Río y Salcedo. Palacio de los condes de Gómara (Soria)


Palacio levantado, de 1577 a 1592, por Francisco López de Río y Salcedo. señor de las tierras de Almenar. El título de condes de Gómara les fue concedido a los miembros de esta familia noble, en 1692, por Carlos II. Es el edificio más representativo de la arquitectura civil renacentista de la Ciudad de Soria.

Palacio costeado en el siglo XVI por Francisco López del Río y Salcedo, rico ganadero que logró, comprando cargos honoríficos, introducirse en la nobleza local. Uno de sus sucesores, Luis de Salcedo y Arbizu (1630-1693), fue honrado con el título de conde de Gómara por Carlos II y a partir de entonces el edificio se conoció con ese nombre. Actualmente es el Palacio de Justicia.

Fachada del palacio de los Condes de Gómara (Soria)
Su fachada tiene alrededor de 100 metros y está dividida en dos partes. La parte izquierda, en la que encontramos la puerta principal del edificio, en la actualidad El Palacio de Justicia, con dos columnas a cada lado y sobre las cuales se encuentran dos escudos de la familia del impulsor del edificio. Junto a éstos, encontramos ilustrado el nombre y apellidos reales del conde de Gómara, así como el año de finalización del edificio, 1592, y por encima de esto, dos “maceros” que sostienen un gran escudo.

En esta parte del edificio, también encontramos una serie de balcones, y sobre éstos, unas simples ventanas con verjas. En la parte derecha encontramos en el primer piso doce arcos de medio punto unidos por macizas columnas. Por encima de estos, existen otros veinticuatro arcos de dimensiones inferiores. Y en la parte derecha de esta parte, y por consiguiente, en la parte extrema del edificio, encontramos una gran torre.

Escudo del palacio construido en Soria por su alférez mayor y regidor, Francisco López del Río
Cuenta la tradición que el torso de la mujer asomada a una ventana (claramente encerrada) que aparece en la portada sobre el escudo de la familia es en realidad el retrato de la condesa, esculpida como venganza de su marido por su infidelidad,... por el supuesto gusto de ella a las rondas.

Origen del linaje Rio y Salcedo (por Máximo Diago Hernando)

Los de Rio, una modesta familia hidalga de origen gallego que, gracias a los elevados beneficios que le proporcionó una bien gestionada explotación ganadera trashumante consiguió, mediante la inversión de importantes cantidades de dinero en la compra de oficios de gobierno local y señoríos de vasallos, ascender a la posición de máxima influencia política y social en la ciudad de Soria en el período comprendido entre 1520, fecha en que se avecinaron en esta ciudad, y finales del siglo XVI. Emparentaron con los Salcedo y los Bravo de Saravia

Pelayo Artigas nos informa, a su vez, del enlace de los Río con los Salcedo y los Bravo de Saravia, para lo cual nos remonta primero a Rodrigo López de Salcedo, cuarto señor de la Casa de Aldea del Señor (Aldealseñor), casado con la agredeña Catalina Gutiérrez de Camargo y fallecido en 1506. Su hija Catalina se casó con el ya viudo Antón de Río “el Rico y el Viejo”, y el hijo primogénito de ambos, Antón de Río (fallecido en 1560), se casaría con Ana Bravo de Saravia, señora de Almenar, con quien tuvo dos hijas.

sábado, 1 de agosto de 2015

Emeterio Huidobro. Un Guardia Civil que combatió al bandolerismo en Cuba


La Guardia Civil, fundada en 1844 durante el reinado de Isabel II, comenzó su despliegue extrapeninsular en la segunda mitad del siglo XIX (en Cuba, pocos años más tarde de su creación, entre 1851 y 1854), llegando a tener desplegados solamente en Cuba, 5.280 efectivos ya en 1895,... y entre ellos se encontraba mi abuelo paterno Emeterio. 

Destinado en Cuba desde muy joven, con tan solo 22 años, persiguió el bandolerismo que merodeaba por varias jurisdicciones de la Isla con gran eficacia, recibiendo diversas condecoraciones por su valor y arrojo. En 1898, tras doce años de lucha, regresó a España tras la derrota ante Estados Unidos, por la que perdimos Cuba y se independizó de España.

Emeterio, luciendo uniforme de 2º Tte. y condecoraciones
Mi abuelo Emeterio (Celedonio) Huidobro Huidobro, de familia hidalga, hijo de José Ildefonso Huidobro del Campillo (Guardia Civil) y María Huidobro Hidalgo (de la línea de los Señores de Huidobro) vino al mundo en Sotopalacios (Burgos) el 30 de agosto de 1864. A los 15 años ingresó en la comandancia de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil por tiempo de ocho años. Tras prestar sus servicios en Cataluña, regresó a la comandancia de Burgos donde fue destinado a los puestos de Sedano, de dónde eran originarios sus padres, Medina de Pomar y Burgos. En 1885 pasó de nuevo a Cataluña, donde permaneció hasta el año siguiente que embarcó en Cádiz para Cuba. Ya en la isla, estuvo destacado en varios puntos de la comandancia de Holguín, pero, al ascender a cabo segundo, fue nombrado comandante del puesto de San Agustín en 1887. Después de haber prestado sus servicios en esta jurisdicción, en 1893 fue ascendido a sargento, de modo que fue trasladado a la comandancia de Santa Clara, encomendándosele el mando del puesto de San Gil, desde el cual persiguió el bandolerismo que merodeaba por la jurisdicción de Matanzas (en el occidente de Cuba).

Genealogía del autor de este Blog hasta sus bisabuelos

En 1895, esta provincia fue declarada en estado de sitio. Emeterio no cesó en la persecución y en la destrucción de la partida del cabecilla Menjícar hasta que este cayó prisionero el día 17 de agosto en el lugar de Realengo. Por esta hazaña, le fue concedida la cruz roja al mérito militar. Desde 1896 estuvo de operaciones examinando las líneas telegráficas y telefónicas de Unión de Reyes a Bolondrón y La Reforma. En una ocasión, cuando regresaba por La Loma del Cangrejo, se encontró con el rastro de una partida insurrecta a la que luego dio alcance en La Reforma. En este punto, se sostuvo un tiroteo hasta lograr la dispersión del adversario. La refriega se saldó con dos muertos, amén de la captura de dos caballos con sus monturas y diverso material, en especial varios cartuchos de fusil Rémington y de revólver. A esto, se añadieron posteriormente otros dos caballos con montura, alambre para explosivos y otros efectos arrebatados al enemigo en su huida.

Destacamento de la Guardia Civil en Cuba (1893)

El 23 de octubre, Emeterio salió de operaciones al ingenio de Santa Rosa, con el fin de sofocar un incendio. Entonces, la avanzada de la Guardia Civil descubrió 50 hombres montados a los que tiroteó causándoles un muerto. El 1 de noviembre persiguió a un grupo insurrecto, por la línea férrea de La Habana, que llevaba  40 reses. Al internarse estos en el monte Salsipuedes, los guardias civiles se encontraron con el grueso de la partida de Álvarez y de El Gallego, formada por 250 hombres, con quienes se mantuvo media hora de intenso fuego, teniéndoles que atacar finalmente a la bayoneta hasta desalojarlos de sus posiciones y causándoles cinco bajas vistas, varios caballos muertos y algunos heridos. Por estos servicios, Emeterio fue agraciado en 1897 con otra cruz roja del mérito militar.

Uniforme y armamento de la Guardia Civil con destino en Cuba

GC (rayadillo)_Cuba 1898 PLAYMOBIL













Los días 3 y 18 de febrero de dicho año, la Guardia Civil sostuvo un tiroteo con el enemigo en los montes del ingenio Atrevido y en los potreros de San José y de La Margarita, infligiéndoles varias bajas. Fruto de ello, fue la incautación de municiones y de ropa, así como la ocupación de su campamento. Por su participación, Emeterio fue recompensado con una cruz sencilla al mérito militar con distintivo rojo, especialmente por el combate librado el 18 de julio de 1896 en la finca de Ibarra (Matanzas). También, recibió como regalo y recompensa, por parte de las Autoridades de la Isla, un reloj de oro, según consta en su expediente militar.

En 1898 le fue concedido el empleo de segundo teniente de la escala de reserva retribuida, pasando por ello a Trinidad y Cienfuegos. Al año siguiente, tras la derrota ante Estados Unidos, Emeterio embarcó para España, desembarcando en el puerto de Santander, desde donde pasó a Sedano. Estando destinado en este puesto como segundo teniente de la Guardia Civil, cobrando un sueldo de 122,85 pesetas al mes, contrajo matrimonio en 1901 con Clementina Gallo Cuadrao, dama perteneciente a la principal familia de la Villa, propietaria del Palacio de los Bustillo. 

Casa de  Sedano (Burgos) propiedad familiar

Escudo de Huidobro (con Bustillo)
 














Tras su retiro del servicio activo en 1912, falleció en Sedano el 1 de septiembre de 1914, a consecuencia de una pulmonía. De los cinco hijos que tuvo, los dos varones siguieron la tradición militar: José Ramón (teniente de la GC) y Francisco Huidobro Gallo, mi padre, que alcanzó el grado de Comandante de la Guardia Civil y fue condecorado con la Placa de San Hermenegildo.

Cartera militar del Tte. de la G.C. Emeterio Huidobro Huidobro y esposa Clementina Gallo Cuadrao, mis abuelos















Nombramiento de 2º teniente de la Guardia Civil (Reina Regente del Reino y por Don Alfonso XIII en 1899)

Honradez y Nobleza 
La voz de Castilla : diario independiente de la mañana: Año III Número 211 - 1912 octubre 13  Pág. 2
Emeterio Huidobro Huidobro, residente en Sedano, devolvió 15.300 pesetas (toda una fortuna para la época) y documentación que se encontró, a la persona que poco antes las había perdido, sin aceptar ninguna gratificación por ello.


Emeterio fue primo segundo de Emilio Huidobro de la Iglesia, insigne linguista, decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Murcia, y catedrático de la de Barcelona.

También obtuvo la medalla a la Campaña de Cuba (Izqa.) y la Cruz de Plata al  Mérito Militar con distintivo rojo en 1901 (en su expediente militar pone: se dispone se le anote en este documento la Cruz de Plata del Mérito Militar con distintivo rojo que le fue concedida por sus servicios en la Campaña de Cuba según R.O. de 20 de Junio de 1898 Boletín Oficial de la Isla número 61 de dicho mes) y la concesión de retiro con sueldo y empleo honorífico de primer teniente en 1906.



Uniformidad de la Guardia Civil en Cuba


Guardias Civiles en Cuba, a pié y a caballo (1892)
El uniforme de la Guardia Civil en Cuba fue el clásico dril de "rayadillo” o “de mil rayas”, (mezclilla azul a partir de 1881) con cuello y bocamangas de color encarnado, por esto le llamaron, sobre todo los bandoleros y maleantes, pero también popularmente "mangas coloradas", "mangas punzó" y "carpinteros", esto último por recordar la similitud al plumaje de los pájaros carpinteros.

Como prenda de cabeza llevaban el "chambergo" o "jipi-japa", con galón blanco y fieltro gris, y "escarapela”, con la Bandera Nacional en el borde alzado del ala.


El cinturón era de cuero amarillo con chapa metálica de latón. En el uniforme de paseo, las “mil rayas" eran grisáceas. Para gala, el vestuario era de tejido fino -no dril-, azul oscuro. La oficialidad llevaba galones plateados en el "chambergo” y bocamangas.