domingo, 14 de octubre de 2018

El Cuerpo de la Nobleza de Asturias nombra nuevos Caballeros y Damas


El pasado sábado día 13 de octubre tuvo lugar la ceremonia de ingreso de nuevos Caballeros y Damas, que comenzó a las 19:00 horas con una misa en la iglesia de San Isidoro el Real de Oviedo.  

El Consejero Magistral del CNPA, el Excmo. Sr. D. Francisco de Borbón, Duque de Sevilla y Grande de España, impuso las medallas corporativas a los nuevos Caballeros y Damas del Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias (CNPA), que hicieron el debido juramento y pasaron a formar parte del elenco de la institución.Como maestra de ceremonia ejerció Dª Pat Preeman.

Nuevas Damas y Caballeros, con miembros del Consejo del CNPA
Realizaron los juramentos de ingreso 14 nuevos miembros.


Iglesia de San Isidoro el Real (Oviedo)


Los nuevos caballeros investidos son Álvaro Marañón y Bertrán de Lis (conde de Retamoso), Álvaro de Marichalar y Sáenz de Tejada, Ángel de Bueres y Rey, Ignacio Miguel Castrillón y Fernández, Luis Mariano de los Santos y Martínez, Juan Manuel Quintana y Zuazúa, Caio Cesar Tourinho (vizconde de Tourinho), Julián Porras-Figueroa y Toledano y Armando Ruiz de Arriaga. Las damas son Estefanía López de Mántaras y Sánchez, María de la Cruz Rodríguez de Villar y Fernández, Paula de Vildósola-Gamboa y Miró, Inés de Grado y Chastenet de Géry y Patricia Alcaraz y Granados.

Seguidamente, tuvo lugar una Cena de Gala en el Real Club de Tenis de Oviedo, donde se entregaron los Premios "Trelles-Villademoros", "Conde de Latores", "Carreño de Miranda".y "Conde de Campomanes”

Diversos asistente del CNPA en la fachada de San Isidoro el Real (Oviedo)

·        El Premio "Trelles-Villademoros" a la labor cultural se lo llevó el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN). Lo recogió su director, el teniente general Rafael Sánchez Ortega.

·        El premio "Conde de Latores" a la labor humanitaria recayó en el 801 escuadrón del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) Ala 49, siendo recogido por el coronel Manuel Aroca Corbalán, jefe de la base aérea.

·        La distinción "Carreño-Miranda", dedicada a las artes, fue concedida en esta ocasión al Museo Guggenheim de Bilbao, representado en el acto de ayer por su directora de Comunicación e Imagen, Alicia Martínez.

·      El de "Conde de Campomanes” a Rafael del Pino Calvo-Sotelo, Presidente de Ferrovial desde 2000.


 
F. Gónzález de Canales y JM Huidobro, junto al duque de Sevilla


El Cuerpo de la Nobleza asturiana (CNPA) está bajo la protección espiritual de Su Santidad el Papa Francisco, y cuenta con padrinos de excepción a modo de protectores regios, entre los que se encuentra la reina Isabel II de Inglaterra, el príncipe Alberto de Mónaco, el príncipe heredero de Emiratos Árabes, el rey Abdullah II de Jordania y el príncipe Jacques Honoré Grimaldi (heredero de Mónaco).

martes, 9 de octubre de 2018

Pedro Salazar de Mendoza. Historiador, genealogista, mecenas y escritor



Destacado genealogista, escribió "Crónica del Gran Cardenal de España", "Crónica de los Ponce de León" y "Origen de las Dignidades Seglares de Castilla y León". Fue protector y amigo de El Greco, a quién encargó muchas pinturas para Toledo.

Pedro de Salazar y Mendoza nace en 1549 en Toledo, ciudad donde fallece en 1629. Era tataranieto del Gran Cardenal Mendoza por via de su tercer hijo Juan Hurtado de Mendoza, casado en segundas nupcias con Inés de Orozco y ambos padres de Úrsula de Mendoza, que se casó con el toledano Pedro de Salazar quienes tuvieron (entre otros) a Fernando de Salazar y Mendoza (hidalgo pobre) el cual se casó con Catalina de Quintanilla y fueron los padres de Pedro. 



Estas noticias genealógicas las proporciona el propio Pedro, quien fue considerado un experto genealogista además de biógrafo y cronista. Dedicado a la religión por sus pocos bienes, Pedro estudió en Salamanca, fue administrador del Hospital de San Juan y en 1609 canónigo penitenciario de la Santa Iglesia de Toledo.

Escribió "Crónica del Gran Cardenal de España", "Crónica de los Ponce de León" y "Origen de las Dignidades Seglares de Castilla y León"


Fue acusado de "linajudo" y de traficar con las ascendencias ajenas (necesarias por ejemplo en los expedientes de limpieza de sangre) alterando linajes y genealogías de acuerdo a sus deseos o al dinero de sus patronos.

sábado, 6 de octubre de 2018

Evaristo Churruca y Brunet. Ingeniero. I Conde de Motrico



Ingeniero de Puertos, Caminos y Canales, Creador del Puerto exterior de Bilbao y la canalización del rio Nervión en su desembocadura.

Hijo de José Francisco Churruca y Ecenarro, alcalde de Motrico, senador y diputado a Cortes por Bergara, y de María del Carmen Brunet y Fernández de Arróyabe natural de Lekeitio, nació el 26 de octubre de 1841 en el pueblo de Izu, cerca de Asiaín (Navarra), el día 3 de abril de 1917, aunque su familia era oriunda de la localidad guipuzcoana de Motrico a donde se trasladaría con su familia a los pocos años. Contrajo matrimonio el 13 de junio de 1873, en Madrid, con Ramona Juana Victoria Calbetón y Blanchon. Falleció en su domicilio de Bilbao, el 3 de abril de 1917.


Estaba emparentado con el famoso marino Cosme Damián Churruca, héroe de la Batalla de Trafalgar. Realizó estudios medios en el Real Seminario de Vergara y universitarios en Madrid, donde cursó la carrera de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. En 1863 fue destinado al Levante, donde dirigió diversas obras en la provincia de Murcia (construyó los faros de Cabo de Palos y Portmán) y Valencia, donde realizó tareas relacionadas con la hidrología.


Tras pasar por Vizcaya, donde canalizó la ría de Gernika, fue transferido a Puerto Rico en 1866, donde estuvo a cargo de la instalación de la red de telégrafos de la isla y llevó a cabo un estudio para mejorar el puerto de San Juan. En 1870 fue nombrado inspector general de obras públicas de la isla. Construyó numerosos edificios públicos y civiles y canalizó los ríos Bucaná y Jocaguas. Antes de regresar a la península vivió un tiempo en La Habana y realizó un largo viaje por los Estados Unidos.



De regreso a España en 1873 y tras trabajar durante varios años para la sección de carreteras y ferrocarriles de la Junta Consultiva de Caminos, Canales y Puertos, en 1877 se hizo cargo de la construcción del puerto exterior de Bilbao y de la canalización del río Nervión. Las obras finalizaron en 1904 y convirtieron al Puerto de Bilbao en uno de los mejores y más seguros de España. Estas obras permitieron el desarrollo industrial de esa ciudad.

Plano de Bilbao y su ría en el Siglo XVIII


Ría de Bilbao en 1931

Las condiciones de navegación de la ría y puerto eran pésimas, los obstáculos que la naturaleza había creado, barras, etc., hacían muy dificultosa la navegación y los naufragios se sucedían. La junta especial que tendría a su cargo todo lo relativo a la ría y puerto de Bilbao, cuya creación fue autorizada por R. O. del 19 de Noviembre de 1872, presidida por Eduardo Coste, se constituyo el 24 de febrero de1873.Churruca fue su director.

La obra, llevada a cabo supuso la consagración de Churruca como ingeniero de renombre, así como la recepción de numerosos reconocimientos. En 1908 el rey de España Alfonso XIII le nombró conde de Motrico, y también fue condecorado con la cruz de la Orden de Carlos III, la gran cruz de la Orden de Isabel la Católica y la Legión de Honor francesa, entre otros reconocimientos.

En su memoria se erigió un monumento en la localidad de Guecho, en la desembocadura de la Ría de Bilbao. Hay calles en su honor en Motrico (Calle Conde de Motrico), Portugalete (Muelle Churruca) y Bilbao (Muelle Evaristo Churruca).

martes, 2 de octubre de 2018

Diego de Nicuesa. Fundador de la ciudad de Nombre de Dios en la costa de Panamá



Gobernador de Veragua, una de las dos primeras gobernaciones que se erigieron en Tierra Firme. Nicuesa fracasó en su intento colonizador y desapareció en 1511, cuando viajaba en una nave desde Santa María la Antigua a Santo Domingo.

Nació en Úbeda o en Baeza / Jaén (en el último tercio del sigo XV, hacia 1477) en el seno de una rica familia de hidalgos y ocupó un empleo de confianza en la casa de Enrique Enriquez tío del rey Fernando el Católico. Pequeño de estatura, activo, ágil, maestro insigne en el manejo de las armas, elegante, caballeroso y en la flor de la edad, en mala hora para él se le ocurrió entrar en la lid para conquistar glorias y riquezas en el Nuevo Mundo.

Pasó a Indias con Nicolás de Ovando en 1502. Fue encomendero en la isla Española y logró una apreciable fortuna y prestigio, motivos por los cuales fue enviado a España en 1507 como procurador de Santo Domingo. Poco después el rey Fernando el Católico asumió la Regencia de Castilla por haber fallecido su yerno el rey Felipe “el Hermoso” y por la incapacidad de su hija Juana “la Loca). El Rey Católico convocó una junta en Burgos el año 1508 con objeto de solucionar los problemas indianos más urgentes, asistiendo a la misma, junto con Fonseca, personalidades de la talla de Vicente Yánez Pinzón, Américo Vespucio, Juan de la Cosa y Juan Díaz de Solís.

La Junta tomó varias decisiones importantes, entre las cuales figuró la de fundar dos gobernaciones en Tierra Firme, descubierta tres años antes por Colón, (hasta entonces solo existían las insulares) y se confió Nueva Andalucía (actual Colombia) a Ojeda, también hidalgo, y Veragua y Darién y que llamaban Castilla de Oro (parte de Costa Rica, Nicaragua y Panamá) a Nicuesa, puesto que ambos habían solicitado un cargo de gobernador en América, petición que les fue concedida. Ello ocasionó enemistades entre los dos a propósito del lugar donde establecer la frontera que separase sus respectivas jurisdicciones, la cual se fijó finalmente en el río Grande del golfo de Urabá (actual río Atrato, en Colombia). Así, el 9 de junio de 1508 se firmaron las capitulaciones correspondientes y los dos gobernadores marcharon a la Española de inmediato.

Gobernaciones de Nicuesa y de Ojeda
Ojeda zarpó muy pronto hacia su destino, pero Nicuesa tardó unos días más en aprestar su expedición y ocuparse de vender a buen precio una partida de indígenas que había capturado en la isla de Santa Cruz, que salió de Santo Domingo el 20 de noviembre de 1509 con siete embarcaciones y 580 hombres, habiendo gastado toda su fortuna en fletar una armada sin reparar en gastos, con el boato propio de un hidalgo. Cuando se encontraron en La Española con la de Ojeda, el lujo y ostentación de la de Nicuesa provocó las primeras desavenencias.

Naves de la época
Dejó en la Española a su lugarteniente Rodrigo de Colmenares, con orden de reclutar más hombres y reforzarle luego en la gobernación. Se dirigió hacia Turbaco (próxima a Cartagena de Indias) donde encontró a Alonso de Ojeda, en apuros, tras el ataque de los indios que había motivado la muerte a flechazos del cartógrafo vizcaino Juan de la Cosa; le auxilió con generosidad, y prosiguió viaje hacia su gobernación.

La expedición sufrió una serie de infortunios a partir de entonces; su segundo de a bordo el capitán Lope de Olano (hombre de mal carácter y pérfido, conocido en La Española por sus malos procedimientos con Colón), dejado al mando de los barcos de mas calado que no podían acercase a la costa, le "abandonó" (en realidad la flotilla se desperdigó por el mal timepo), supuestamente, para quedarse con el mando, y Nicuesa naufragó con el pequeño buque que le quedaba, por lo que se vio obligado a ir a pie por la costa panameña hacia Veragua. Se refugió al fin en un islote donde habría fallecido de no haberle llegado los refuerzos que Olano mandó en su busca y que le trasladaron hasta el río Belén. Una vez allí enjuició a Olano por su deserción y le condenó a muerte, pero luego decidió le mantuvieran cautivo, hasta que hubiera ocasión de enviarle a España para que lo juzgaran allí.

Representación imaginaria del naufragio de la nave de Diego de Nicuesa
 Nicuesa se dirigió entonces a Nombre de Dios, cerca de Portobelo (donde, en una entrada que hizo, perdió veinte hombres que le mataron los Indios con flechas emponzoñadas), en el istmo de Panamá, donde intentó fundar una población, en 1510, con los supervivientes. La desgracia tampoco lo abandonó en este lugar. Los naturales eran inhospitalarios, para buscar alimentos debían librar un combate diario. Reunida toda su gente, Nicuesa resolvió enviar los menos débiles en la carabela a La Española, a traer recursos a cualquier precio. De los setecientos hombres que habían salido de Santo Domingo, quedaba un centenar, muchos de ellos moribundos. El esfuerzo resultó inútil, Diego Colón embargó la embarcación y no permitió que volviera a Veragua.

Costa de Nombre de Dios (Panamá)
Allí le encontró su lugarteniente Rodrigo Enriquez de Colmenares, quien había recorrido toda la costa desde el Golfo de Urabá en busca suya, con un navío repleto de provisiones. Le comunicó que había encontrado a la gente de Ojeda establecida en una ciudad llamada Santa María la Antigua del Darién, recién fundada en su jurisdicción por Martín Fernández de Enciso y Vasco Núñez de Balboa, que estaba situada al oeste del golfo de Urabá, en tierras de la gobernación de Veragua*.

*Tras varias semanas de trabajos en el nuevo poblado llegó Rodrigo de Colmenares, viejo amigo de Nicuesa, con numerosas provisiones y pertrechos y también noticias frescas de las desgracias de Ojeda y la fundación por Enciso y Balboa de Santa María de la Antigua del Darién. En dicha población algunos colonos no estaban contentos con el gobernador Enciso y buscaron algún resquicio legal para derrocarlo. Investigaron y encontraron la fórmula, pero ésta les obligaba a entregar la gobernación a Nicuesa. En su estratagema argumentaron que la Antigua del Darién estaba en territorio perteneciente a la gobernación de Nicuesa y por ello las decisiones de Ojeda no tenían validez, incluido el cargo de Alcalde Mayor de Enciso y sus órdenes.

Por ello fueron enviados dos colonos, Diego de Albitres y Diego del Corral, a negociar con Nicuesa la entrega de la población. Se entrevistaron con el gobernador y le comentaron las injusticias y desórdenes que Enciso estaba provocando a lo que Nicuesa reaccionó prometiendo un reordenamiento total y una nueva reorganización de los repartimientos y encomiendas que se habían realizado ya. Evidentemente estas manifestaciones alarmaron a los colonos que viendo que se habían equivocado volvieron rápidamente al poblado para alarmar a sus vecinos y evitar que Nicuesa pudiese desembarcar e imponer sus ideas.

Medalla conmemorativa al Conquistador de Veragua: Diego de Nicuesa
Nicuesa marcho de inmediato a dicha ciudad, en un bergantín, en compañía de los 60 hombres que aún le quedaban, y exigió que le reconocieran como Gobernador, pero los colonos provocaron un gran tumulto y el Cabildo de Santa María, mandado por el Alcalde Vasco Núñez de Balboa, se negó a reconocer su título. Protestó Nicuesa y expresó su deseo de ir a reclamar a las autoridades de la Isla Española. Los vecinos de Santa María le dijeron que podía hacerlo, pues estaba en su derecho y el 1 de marzo de 1511 le dieron un barco para que fuera a Santo Domingo, pero la embarcación estaba en mal estado y naufragó en el trayecto y con ella se perdió el rastro de este conquistador para siempre.

Para saber más: Diego de Nicuesa

domingo, 30 de septiembre de 2018

IX Premio Otto de Habsburgo a Dom Duarte Pio, Jefe Casa Real de Portugal



El duque de Braganza, Dom Duarte Pío, jefe de la Casa Real de Portugal, recibió el sábado 29 de septiembre el Premio Internacional Otto de Habsburgo que otorga la corporación nobiliaria Famiglie Storiche d’Italia (Familias Históricas de Italia). El acto tuvo lugar en Vila Nova de GAIA (Oporto)

Se trata de la novena edición de este premio, constituido en honor del hijo del último emperador de Austria, Carlos Otto de Habsburgo, que fue durante décadas el jefe de la casa de Habsburgo, hasta su fallecimiento en 2011.


Acudireron, entre otros, SAI&R la archiduquesa Mónica de Habsburgo, duquesa de Santangelo y miembro de Famiglie Storiche d’Italia; SAI&R el archiduque José Carlos de Habsburgo, presidente de la corporación Familias Históricas de Europa, el príncipe Maurizio Gonzaga del Vodice; y otros miembros de la nobleza y de casas reales no reinantes.







 

Como representantes de la Real Asociación de Hidalgos de España, asistieron su presidente D. Manuel Pardo de Vera y Díaz, y otros miembros de su Junta Directiva: D. Manuel Ladrón de Guevara e Isasa, D. Miguel Ángel Hermida Jiménez y D. José Manuel Huidobro Moya. 





La Real Asociación de Hidalgos de España mantiene una estrecha relación con la institución Familias Históricas de Italia, presidida por el Dr. Diego de Vargas-Machuca, primero por su origen de un tronco común, la Asociación de Hidalgos a Fuero de España, y después por la estrecha colaboración que mantenemos en la organización de coloquios y otros eventos culturales.

viernes, 28 de septiembre de 2018

Jura de bandera de asociados de la RAHE en la Guardia Real (El Pardo-Madrid)


Varios miembros de la Real Asociación de Hidalgos de España solemnizan su compromiso con la Defensa nacional

Hoy viernes, 28 de septiembre, a las 11:30 horas, ha tenido lugar en el acuartelamiento “El Rey” de la Guardia Real, en el Pardo (Madrid), un acto de juramento o promesa ante la Bandera de España en el que más de 500 ciudadanos solemnizaron su compromiso con la Defensa de España, besando la enseña nacional que custodia dicha unidad. Entre ellos se encontraban varias decenas de asociados a la Real Asociación de Hidalgos de España, con arreglo a los requisitos establecidos en la Orden Ministerial 1445 del año 2004.




La ceremonia estuvo presidida por el Jefe de la Casa de S.M. el Rey, D. Jaime Alfonsín Alfonso entre otras autoridades civiles y militares.  Tomó el juramento el coronel jefe de la Guardia Real, D. Eduardo Diz Monje.

Las Autoridades asistentes
Durante la ceremonia de tocaron los acordes del himno nacional, con las correspondientes salvas de artillería efectuadas por la Batería Real y, a continuación, se pasó revista a las unidades de los Grupos de Honores y Escoltas que se encontraban formadas en la plaza.

Para finalizar, bajo los sones de “La muerte no es el final” los guiones y banderines de la Guardia Real, a pie y a caballo, rindieron homenaje a los que dieron su vida por España y se entonó el himno de la Guardia Real.

Para concluir la parada militar, las unidades a pie y a caballo, a las que se les unió una representación del tesoro automovilístico de la Guardia Real, desfilaron ante las tribunas bajo la atenta mirada de las autoridades civiles y militares y el numeroso público asistente. Se concluyó con un vino de honor en los jardines y los jurandos recogieron sus diplomas.

Carlos Pérez de Bulnes y Joaquín Ruiz de Villa (RAHE)
La Guardia Real es la unidad dependiente del Cuarto Militar de la Casa del Rey cuya misión es servir de apoyo al Monarca en el ejercicio de sus funciones 
como jefe de Estado.

Por Orden de 31 de diciembre de 1975 del Ministerio del Ejército, se crea el “Regimiento de la Guardia Real” a base del antiguo Regimiento de la Guardia de S.E. el Generalísimo, cuyo personal será acoplado, en lo posible, en el nuevo Regimiento de la Guardia Real. La misma Orden dispone, en su artículo tercero, que el Teniente General Jefe del Cuarto Militar ejercerá la inspección del citado regimiento y todos los servicios. Sus facultades y atribuciones son análogas a los capitanes generales, excepto en lo relativo a Justicia.

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Luis Félix de Mirabal y Espínola. Político. I Marqués de Mirabal y señor de Boadilla del Monte.


Jurista y Presidente del Consejo de Castilla (1716-1724). Dirigió la política española durante el efímero reinado de Luis I. Embajador en Flandes. Felipe V le concedió como premio a sus méritos el Título del Marquesado de Mirabal.

Luis Félix de Mirabal y Espínola nació en Jerez de la Frontera (Cádiz) alrededor de 1657, Fue el cuarto hijo varón de una familia de regidores locales, siendo su padre Don Juan Francisco de Miraval y Pavón de Lobaton, nombrado Caballero de la Orden de Alcántara el 24 de julio de 1665; su madre, Doña Maria Luisa Spinola y Morales; su hermano primogénito Juan Francisco de Miraval y Spinola, primer Conde de Villafuerte Bermeja, por Carlos II, y Caballero de la Orden de Calatrava desde 1663, casó con Constanza de Orihuela.

Mirabal, como un buen número de segundones de familias hidalgas se vio en la necesidad de entrar en la Universidad y de seguir la carrera judicial, como el principal medio para entrar en la alta administración.

Mirabal fue Colegial Mayor de Cuenca en Salamanca, en donde cursó estudios de jurisprudencia. La gran mayoría de los colegiales comenzaban su carrera administrativa ejerciendo un cargo en un tribunal, pero algunos, como Mirabal, preferían quedarse de catedráticos antes que aceptar un puesto que no les pareciese digno de sus cualidades. Los cargos más apetecibles eran los de Oidor (juez togado de primera instancia) en las Chancillerías de Valladolid o Granada.

En 1697, Mirabal entra en la administración ejerciendo el cargo de fiscal de la Chancillería de Valladolid, con 350.000 maravedís de sueldo. Probablemente entonces contará 26 años o 27 años, lo que situaría su nacimiento en 1670.

En 1699, caso con Maria Magdalena Dávila, señora de los mayorazgos de su casa (hija de Jerónimo Manuel Dávila, regidor de Ávila y Patrono de la capilla mayor de la parroquia de San Juan, y de su tercera mujer, Francisca de Moncada y Guzman. Del matrimonio nació Mariana Melchora de Miraval y Davila Guzmán. Luis de Mirabal casó en segundas nupcias con Isabel María Queipo de Llano, Señora de la villa de Boadilla del Monte, hija de Fernando Queipo de Llano, III Conde de Toreno y Alférez Mayor de Asturias, y de Emilia de Dóriga Malleza. Del matrimonio nació Josefa Micaela.

En 1700 es nombrado Oidor (juez) de la misma Chancillería. En 1705, tras la muerte de Carlos II sin descendencia y en plena Guerra de Sucesión, Mirabal es ascendido a alcalde de la Casa y Corte de Madrid, con plenas atribuciones sobre la policía de la Corte y con el deber de acompañar al rey, o al Consejo de Castilla, en sus salidas.

En 1707, Felipe V le nombro fiscal consejero de Castilla, cargo que desempeñó hasta su muerte en 1729. En 1714, Mirabal fue enviado como Embajador de España en Flandes. Desempeño su cargo de Embajador con tales muestras de sagacidad y celo que sus servicios fueron premiados por Felipe V, nombrándole en febrero de 1716 presidente y gobernador del Consejo de Castilla, en substitución del obispo de Osma, Felipe Antonio Gil de Taboada, su antecesor en el cargo.

En noviembre de 1716, Miraval media, de acuerdo con el Capitán General de Cataluña, en favor de la substitución de los castellanos de la Audiencia de Barcelona, por catalanes, para que apliquen las leyes propias del principado y propone como regente de la Audiencia al catalán Francisco Ametller. Felipe V acepta pero con la condición de nombrar un regente castellano. El 5 de agosto de 1719, media en una huelga de trabajadores holandeses en la Real Fábrica de Paños de Guadalajara, proyecto estatal para lograr paños finos de la mejor calidad y contrarrestar el comercio extranjero de estos géneros en España. El 30 de octubre de 1722, Felipe V premia a Mirabal con el título de Marqués de Mirabal.

El 10 de enero de 1724, abdica Felipe V en favor de su hijo Luis I. El primer acto del nuevo Rey, por consejo de Mirabal, había consistido en restablecer la antigua etiqueta, suprimida por su padre, acuerdo que fue aplaudido por toda la Grandeza, y en vista del cual el partido español, comenzó de nuevo a combatir con violencia a los franceses y, sobre todo, a los italianos (Isabel de Farnesio).

El jefe del partido español era el Presidente del gabinete, Marques de Mirabal, y su más decidido adepto el Padre Ramos, procurador general de los jesuitas en Castilla la Vieja y confesor de Mirabal. En el partido francés estaban los confesores de los reyes, el secretario de estado Orendayn, los hermanos Patiño, Castelar, etc. Siendo el ideal de dicho partido, la unión perfecta y absoluta entre España y Francia. En el partido Italiano estaban el Marques de Monteleón, etc.

El partido español volvió a atacar al anterior soberano, teniendo en cuenta las sumas que este se apropió al abdicar, los gastos que había costado su retiro y el mal estado de la Hacienda española. Luis I dejo entera libertad a sus consejeros para que le indicaran lo que ellos consideraran conveniente. Luis Mirabal desarrolló una gestión eminentemente beneficiosa para el país a pesar de los obstáculos que continuamente debía de vencer (de los que no era ajeno el mismo Felipe V).

Luís I, Rey de España
El 19 de agosto Luis I enfermó, muriendo el 31 de agosto de 1724, a los 17 años de edad, a consecuencia de la viruela. Algunas voces sugirieron el envenenamiento como posible causa de la muerte, aprovechando los primeros momentos de la enfermedad, aunque la autopsia practicada no lo evidenció.

El acta de abdicación de Felipe V, que preveía que en caso de muerte de Luis I, la corona recaería en su hermano el infante Fernando (VI), había sido registrada solemnemente por el Consejo de Castilla. Tras la muerte de Luis I, Felipe V quiso volver a ocupar el trono y pidió opinión al Consejo de Castilla. La actitud de Mirabal fue muy ambigua en esta circunstancia, y el Consejo se decidió a emitir una opinión favorable al deseo del rey a duras penas y después de muchas prórrogas.

Nada más volver al poder, Felipe V se apresuró, en octubre de 1724, a destituir a Mirabal, a quien consideraba responsable de la actitud vacilante del Consejo de Castilla, nombrándole el 5 de noviembre del mismo año, Consejero de Estado. Otros sufrieron peor suerte.

Mirabal, cuando salió, de la corte se retiró a la vida privada, en su señorío de Boadilla del Monte (Madrid), donde murió el 24 de enero de 1729. Fundó la Guía Oficial de España, que comenzó a imprimir y repartir entre sus amigos como una curiosidad.

Texto extraido en parte de: http://www.boadilla.com/pages/mirabal.htm

sábado, 22 de septiembre de 2018

450 Aniversario de los Caballeros del Sácer


Hoy, sábado 22 de septiembre de 2018, ha tenido lugar, en la catedral primada de Toledo, los actos de celebración del 450 aniversario de la existencia de la Archicofradía de la Orden de los Caballeros de la Cruz del Sacer.

A las 11 horas renovación de votos como caballeros y damas ante la Virgen de Guadalupe, en la Iglesia de Santo Tomé (Toledo).

A las 12 horas, entrada en procesión por la puerta del reloj de la catedral y eucaristía presidida por el cardenal Rouco Varela y el obispo emérito de Segovia Don Ángel Rubio Castro. Cruzamiento de nuevas Damas y Caballeros.

   

A las 13:40 horas, almuerzo de hermandad en el restaurante Venta de Aires, el único restaurante centenario de Castilla-La Mancha. 
En las fotos: D. Manuel García de Molina y García-Tellado, y D. Enrique Díaz-P de Ledesma de la Real Asociación de Caballeros y Damas de Santa Mª de Guadalupe, acompañados por su respectivas esposas, junto al Cardenal Antonio Mª Rouco Varela . D. Enrique, junto al Cardenal y al Maestre de la Corporación del Sácer, D. Germán Díaz.


La Archicofradía de la Orden del Sácer fue fundada en el siglo XVI (1568) en la Villa de Saceruela por el personaje ilustre don Alonso Rodríguez de Camargo, presbítero de la Orden de Calatrava, que unió dos cofradias existentes en la villa, una la de Santa Ana y la otra la de La Veracruz, al unirlas creo la Archicofradia de la Orden del Sacer, “con el fin primordial de mantener hospitales y asistir a peregrinos y necesitados del camino a Guadalupe.”