viernes, 21 de octubre de 2016

Rodrigo Sánchez Arjona. Instaló la primera línea telefónica en España


Mostró a lo largo de su vida gran interés por la Ciencia y los inventos, que lo llevaron a acudir a numerosas Exposiciones Universales y a que sus paisanos lo apodaran «El Brujo»*. Empresario, fue quien tendió la primera línea telefónica de España, una de las primeras de Europa y la de mayor longitud de su época en todo el mundo.

Retrato de Rodrigo Sánchez Arjona, uniforme de Maestrante
Rodrigo Sánchez-Arjona* y Sánchez-Arjona, hijo de una familia hidalga, nació en Fregenal de la Sierra (Badajoz), en marzo de 1841, donde falleció en enero de 1915. (*con o sin guión).

Sus padres fueron Don Vicente Sánchez Arjona y Boza, Jaraquemada y Parreño, noveno hijo de Don Jose Sánchez Arjona y Jaraquemada y Doña Lorenza Mameda Boza y Parreño. Nacido en Fregenal de la Sierra en 1799; oficial de Reales Guardias Españolas; se retiró como Comandante de Infantería y falleció en Villafranca de los Barros en 1860. Casado en Fregenal, en 1834, con su prima Doña Encarnacion Sánchez Arjona y Casquete de Prado, hija de Don Alonso Sánchez Arjona y Vargas Zuñiga y Doña Maria Casquete de Prado y Espinosa de los Monteros. Su hermano José también fue Caballero Maestrante de Sevilla.

Una de sus hijas, Luisa Sanchez Arjona y Sanchez Arjona, caso con Bartolomé Halcón y Gutierrez de Acuña, Capitán de Ingenieros y Maestrante de Sevilla.

Doctor en Derecho, fue un rico terrateniente. Pertenece al Salón de los Hijos Ilustres de Fregenal de la Sierra. Fue maestrante de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla y tenía aprobado su expediente en la Orden de Calatrava, pero no llego a profesar en ella pues fue disuelta. Los Sanchez Arjona fueron Alcaldes Mayores de Fregenal de la Sierra.

Armas de los Sánchez Arjona
Interesado en temas relacionados con la ciencia y la tecnología, estuvo al tanto de los avances de su época, a finales del siglo XIX. Encargó en París unos teléfonos Gower-Bell y, de regreso a su pueblo, obtuvo autorización para instalar una línea telefónica de 8 kilómetros entre su domicilio particular y una de sus fincas, llamada “Las Mimbres”. Era el año 1880 y se convertía así en un pionero español de las telecomunicaciones. Esta sería la primera línea autorizada de telefonía en España.

Si algo caracterizaba a Rodrigo, ello era su afán de innovación y su determinación por conseguir su objetivo. El teléfono era el invento del momento, y su curiosidad le llevó a intentar con ahínco llevar a buen puerto la instalación de una línea en su pueblo.  En un pleno municipal de 1880, donde se acordó la instalación de una oficina telegráfica municipal en la ciudad de Fregenal de la Sierra, propuso también que se permita a él y a cualquier otro vecino poner por su propia cuenta hilos para la utilización del teléfono.

Con los poderes notariales del Ayuntamiento, viajó a Madrid para que el Director de Telégrafos autorizase tanto la instalación de la línea telegráfica y la telefónica particular. Las comunicaciones dependían del Cuerpo de Telégrafos, que instalaba y gestionaba las telecomunicaciones en el país desde el año 1856.

Así pues, la primera prueba que se llevaría a cabo con los teléfonos situados en su casa de Fregenal y el de la finca de las Mimbres se realizó el día 19 de marzo de 1880, realizando de ésta manera la primera llamada telefónica en España y posiblemente la primera a larga distancia en Europa. Unos años antes, en Cuba, cuando la isla todavía era territorio español, el primer teléfono también conectaba una casa particular con otro edificio, en este caso una estación de bomberos.

Fregenal de la Sierra, desde donde se efectuó la primera llamada de teléfono
Posteriormente, por si la hazaña anterior ofreciese alguna duda, este ilustre extremeño estableció contacto desde Fregenal de la Sierra con la ciudad de Sevilla el día 27 de diciembre de 1880, y posteriormente con Cádiz el día 28 de diciembre del mismo año gracias a que el estado le permitió usar las líneas telegráficas que unían Badajoz con Cádiz y que pasaban por Fregenal de la Sierra.

De esta manera batió el récord mundial de llamada a larga distancia (184 km en la línea Fregenal-Cádiz), que hasta ese momento estaba en poder norteamericano, con una comunicación establecida a 45 millas (72,4 km) de distancia entre Boston y Providence (EE.UU).

Rodrigo Sánchez Arjona

En años posteriores Sánchez Arjona quiso crear una línea telefónica que uniese todas las localidades de la comarca de Fregenal de la Sierra, hecho que no llegó a consumarse debido a la falta de permiso desde la administración central del Gobierno de España.

Jaime de Salazar y Acha. RAMHG, 2001

*Tenía Rodrigo una casa en forma de castillo en una finca cercana a Fregenal llamada “Cegón”, a la que los campesinos no querían ir a trabajar por temor a que el señor les encantara. Le denominaban “El miedo de Cegón”..

Don Rodrigo tenía, además, fama de nigromante entre las gentes del pueblo, y las mujeres, sobre todo, procuraban por miles de medios no ser vistas por tan extraordinario personaje, porque tenían la creencia de que las podía ver sin ropa. Algunos “prodigios” de Don Rodrigo, como este, podían tener su explicación en los últimos descubrimientos científicos (los rayos X se descubrieron en 1895) que al pueblo le parecían “cosas de brujas”, pero otros siguen dejándonos con la boca abierta.
 
El teléfono Gower-Bell

El teléfono Gower-Bell fabricado en el año 1880 en Estados Unidos fue el primer tipo de teléfono utilizado en España, Japón, Inglaterra y otros países de Europa. De esta maneta se sustituyó el telégrafo de comunicación de Samuel Morse y al teléfono de manivela tipo magneto, precedente al Gower-Bell.


Teléfono utilizado en Fregenal, donde se instaló la primera línea en España
Rodrigo adquirió una pareja de este modelo, probablemente, tras uno de sus viajes a París, donde se celebraba la Exposición Universal del año 1878, donde pudo ver por primera vez uno de éstos teléfonos; Por encargo suyo, fue su amigo el conde Théodore Achille Louis du Mocel, a la sazón uno de los próceres de la telegrafía francesa, quién realmente los consiguió en Inglaterra y se los envió a Rodrigo a Fregenal. Con ellos se realizó la primera comunicación rural por línea privada y la primera llamada a larga distancia en España entre Fregenal de la Sierra y su finca. 

Su hijo los donó en 1929 a la Compañía Telefónica Nacional de España, con el fin de que fuera el primer teléfono exhibido en un futuro Museo Telefónico. Este teléfono forma parte del Patrimonio histórico-tecnológico de la compañía y se encuentra expuesto en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid en la exposición "Historia de las telecomunicaciones". 

Uno de ellos fue llevado para una exposición temporal a la ciudad de Fregenal de la Sierra en el año 2010, donde se conmemoró el 130 aniversario de la primera llamada telefónica a larga distancia, anteriormente mencionada.


No hay comentarios :

Publicar un comentario