viernes, 9 de diciembre de 2016

José María Esquerdo. Padre de la psiquiatría moderna... y político


José María Esquerdo fue uno de los precursores en la atención especializada para los enfermos mentales y los problemas jurídicos que plantean. Ejerció como médico en el Hospital General de Madrid, hoy Gregorio Marañón, ubicado en la calle que lleva su nombre.

Fue uno de los personajes más célebres de su época por su prestigio como médico y por su actividad política. Introdujo en España las técnicas de la moderna psiquiatría, incluida la terapia ocupacional, eliminando el tratamiento coercitivo extremo de los sanatorios de la época, sustituyéndolo por una asistencia a cargo de médicos y enfermeros adecuadamente instruidos.
 

José María Esquerdo Zaragoza nació en Villajoyosa (Alicante) en 1842, siendo sus padres Jaime Esquerdo y Soriano (hidalgo*, lo que viene a corroborar que éstos ejercían todo tipo de profesiones) y Rita Zaragoza Soriano, labradores de muy escasa fortuna. Casó en primeras nupcias con Asunción Barber i Furió, y en segundas con Luisa Sáez Montoya.

*El linaje Esquerdo es de origen aragonés y uno de los más antiguos en Villajoyosa.

Árbol genealógico de José María Esquerdo
Huérfano de padre el año de su nacimiento, se encargó de su educación y de la de otros siete hermanos el presbítero Juan Zaragoza, su tío materno, por el que José María sintió siempre una veneración profunda y un cariño sin límites. Niño aún, pasó a Valencia y allí estudió el bachillerato, al parecer, en medio de grandes privaciones económicas, hasta el punto de no tener durante todo él un solo libro de texto, aprobando los cursos con lo que aprendía de viva voz.

Comenzó sus estudios de Medicina en Valencia, pero los continuó y terminó en la Universidad Central de Madrid Madrid, donde se licenció en Cirugía y Medicina en junio de 1865, con calificación de sobresaliente, en donde conoce al Dr. Pedro Mata, impulsor en España de la Medicina Legal, que le hace interesarse de forma especial en la neuropsiquiatría y en los derechos de los entonces conocidos como "enajenados".

En 1866 es nombrado profesor por oposición en el Hospital General de Madrid, el germen de lo que hoy en día es el Hospital General Universitario Gregorio Marañón, situado en la calle que lleva el nombre de Dr. Esquerdo, como reconocimiento de la ciudad de Madrid a la figura del médico del que estamos hablando. Esquerdo será profesor en el Hospital hasta el año 1900.

 
En septiembre de 1868 comienza el llamado Sexenio Democrático tras el derrocamiento de Isabel II; una de las decisiones del nuevo gobierno es modernizar la educación y la investigación en España y Esquerdo es una de las figuras fundamentales. Pese a rechazar un nombramiento de catedrático ofrecido por el gobierno, comienza a impartir un curso libre de Patología General y Enfermedades Mentales en la Facultad de Medicina de Madrid San Carlos; las clases, voluntarias, unían la vertiente teórica con el tratamiento real de los enfermos mentales, y contribuyeron de forma fundamental al avance de la psiquiatría en nuestro país.

Esquerdo fue uno de los precursores en el reconocimiento del estudio de las enfermedades mentales como una especialización de la medicina y, al tiempo, de las necesidades y particularidades de los enfermos, pidiendo la reforma del Código Penal y defendiendo en el Senado la irresponsabilidad de la persona afectada por problemas mentales. Realizó estudios sobre cómo el tratamiento de la enfermedad mental podía variar su curso y sobre la importancia del entorno en el que vive este tipo de enfermos.


En 1877 creó su propio manicomio para llevar a la práctica sus teorías sobre este tipo de enfermedades y en el que poder tratar y, si era posible, recuperar a los enfermos mentales. Situado en lo que entones eran las afueras de Madrid, en Carabanchel, el manicomio se rodeó de jardines y huertos, y los enfermos podían pasear y disfrutar del entorno sin dejar de ser atendidos. También ubicó una sala de billar y un teatro en el centro, en el que enfermos, sus familiares y el personal interpretaban distintas obras. Los precios para los “pensionistas”, un máximo de 18,  iban entre los 600 y 2.000 reales de vellón según las categorías. Además, Esquerdo fundó un manicomio más pequeño, al que llamó El Paradis, en su Villajoyosa natal.

Manicomio del Dr. Esquerdo, en Carabanchel, antes de la Guerra Civil
Esquerdo fundó y colaboró en distintas revistas vinculadas a la medicina y participó, entre otros, en el XIV Congreso Internacional de Medicina en 1903, que se celebró en Madrid, y en el que coincidió, entre otros, con Santiago Ramón y Cajal, que presidía la sección de Histología, mientras que Esquerdo lo era de la sección de Neuropatías, Enfermedades Mentales y Antropología Criminal.


Además de su vinculación con la psiquiatría, Esquerdo no dejó de colaborar cuando pensaba que su presencia era necesaria en otros campos de la medicina y así, en 1865 atendió como voluntario a las víctimas de una epidemia de cólera y en 1874 se desplazó hasta el País Vasco en plena Guerra Carlista para auxiliar a los afectados por sendas epidemias de viruela, tifus y cólera.

Miembro del Partido Republicano Progresista fundado por Ruiz Zorrilla y Salmerón, fue elegido concejal (1892) y diputado por Madrid (1893), constituyendo lo que se denominó Unión Parlamentaria Republicana, y obteniendo Esquerdo 30.000 votos. Fue nombrado jefe nacional del partido en 1895, a la muerte de Ruiz Zorrilla. En 1897 fundó, junto con otros destacados políticos, la Unión Republicana Nacional y en 1910 volvería al Congreso de los Diputados como miembro de una coalición que agrupaba a republicanos y socialistas, junto con Pablo Iglesias y Benito Pérez Galdós. En año 1905, La Wagneriana le nombra presidente de honor el día de la constitución de la primera junta directiva de esta sociedad. Murió en su casa de Madrid en enero de 1912.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada