miércoles, 4 de mayo de 2016

Rodrigo de Triana, el marinero que fue el primero en divisar el Nuevo Mundo


Fue el primer español que avistó el nuevo continente desde su puesto de vigía en la carabela La Pinta. Este hecho es narrado por el propio Cristobal Colón en el diario que, de su primer viaje, recogió Fray Bartolomé de las Casas… pero Colón le robó el protagonismo al afirmar que fue él quien avistó tierra, lo que impidió que recibiera la recompensa prometida. 
 
Rodrigo de Triana, (1469 - ?), fue un marinero andaluz de finales del siglo XV, que acompañó a Cristóbal Colón en su primer viaje del descubrimiento de América. Existen dudas acerca de su lugar de nacimiento. Dependiendo de la hipótesis, también varía la creencia de su verdadero nombre. Se cree que pudo nacer en Los Molinos (Sevilla) y residiera en el barrio de Triana. También se baraja que naciera en Coria del Río o en la localidad onubense de Lepe como apuntan otras versiones. 

Escudo actual de Lepe

Corona: Corona real española de la casa de los Borbones. Tiene un doble significado: por una parte, acatamiento al Estado español, por otra, atributo de jerarquía.

Castillo: Representa la pertenencia de Lepe al señorío de Alonso Pérez de Guzmán.
Dragón: Relata un episodio fabuloso que le sucedió a Alonso Pérez de Guzmán estando en la ciudad de Fez, Marruecos, donde luchó contra éste dándole muerte.
Adelfa: Se ha mantenido en el escudo actual porque venía haciéndose desde siglos atrás.

Marinero vigía: Rodrigo Pérez de Acevedo, más conocido como Rodrigo de Triana, vecino de Lepe.


El único documento histórico del que se tiene constancia de él es el diario de a bordo de Cristóbal Colón (se encuentra en el Archivo de Indias, Sevilla). Una de las hipótesis afirma que su nombre era Juan Rodríguez Bermejo**, hijo de un hidalgo morisco (expresión utilizada para referirse al musulmán convertido al cristianismo), llamado Vicente y dedicado al comercio de la alfarería, que fue quemado en la hoguera por comerciar con judíos mientras él realizaba el viaje del descubrimiento del Nuevo Mundo, y de Serení Betancour. También fue martirizado y posteriormente muerto el moro Mudarra (previamente había instruido en su lengua árabe a Rodrigo de Triana), por intimar con la familia del navegante, a pesar de que se habían convertido ya al cristianismo como mandaban las normas de la época. Otra de las hipótesis es que se llamase Rodrigo Pérez de Acevedo*.

Fue el primer español que avistó el nuevo continente desde su puesto de vigía en la carabela La Pinta, de 60 toneladas, construida en Palos y capitaneada por Martín Alonso Pinzón. Este primer avistamiento es narrado por el propio almirante (Cristobal Colón) en el diario que de su primer viaje recogió Fray Bartolomé de las Casas. Así, al relatar los hechos ocurridos durante la madrugada del 12 de octubre de 1492, escribió Cristóbal Colón:"... Y porque la carabela Pinta era más velera e iba delante del Almirante, halló tierra y hizo las señas que el Almirante había mandado. Esta tierra vido primero un marinero que se decía Rodrigo de Triana...".

Corte de una carabela  de la época
Se dice que Cristóbal Colón (otras fuentes nombran a los Reyes Católicos) prometió una recompensa de algunos miles de maravedíes al primero que avistara tierra, pero Rodrigo de Triana no percibió nada, o lo percibido no se acercaba a la prometida recompensa, debido a que Colón dijo haberla visto antes. Sintiéndose burlado y engañado por Colón, y totalmente decepcionado por esto, Rodrigo se alistó en otras expediciones (a las Molucas en 1525 junto a García Jofre de Loaisa) y luego  fue al Africa donde finalmente murió convertido al islamismo, haciéndose pasar por hijo bastardo del moro Mudarra.
Supuesto retrato de Cristobal Colón
El primer volumen de La historia de las Indias y conquista de México (el nombre de la obra varía según la edición), publicado en 1552 y escrito por Francisco López de Gómara posee información referente al origen del marinero.

En el capítulo XVI: El descubrimiento de las Indias que hizo Cristóbal Colón, se lee:

    Prosiguió su camino, y luego vio lumbre un marinero de Lepe y un Salcedo. A otro día siguiente, que fue 11 de octubre del año de 1492, dijo Rodrigo de Triana: "Tierra, tierra", a cuya tan dulce palabra acudieron todos a ver si decía verdad; y como la vieron, comenzaron el Te Deum laudamus, hincados de rodillas y llorando de placer. Hicieron señal a los otros compañeros para que se alegrasen y diesen gracias a Dios, que les había mostrado lo que tanto deseaban. Allí viérades los extremos de regocijo que suelen hacer marineros: unos besaban las manos a Colón, otros se le ofrecían por criados, y otros le pedían mercedes. La tierra que primero vieron fue Guanahaní, una de las islas Lucayos, que caen entre la Florida y Cuba, en la cual se tomó luego tierra, y la posesión de las Indias y Nuevo-Mundo, que Colón descubría por los Reyes de Castilla.

En el capítulo X: La honra y mercedes que los Reyes Católicos hicieron a Colón por haber descubierto las Indias, se aprecia otra referencia al origen de Rodrigo de Triana:

    De donde sospecho que la reina favoreció más que no el rey el descubrimiento de las Indias; y también porque no consentía pasar a ellas sino a castellanos; y si algún aragonés allá iba, era con su licencia y expreso mandamiento. Muchos de los que habían acompañado a Colón en este descubrimiento pidieron mercedes, más los reyes no las hicieron a todos. Y así, el marinero de Lepe se pasó a Berbería, y allá renegó la fe, porque ni Colón le dio albricias ni el rey merced ninguna, por haber visto él primero que otro de la flota lumbre en las Indias.

Rutas seguidas por Colón en su primer viaje
Se barajan dos hipótesis sobre su nombre de pila:


Monumento a Rodrigo "de Triana"
 *Rodrigo Pérez de Acevedo

El autor Gonzalo Fernández de Oviedo, en su obra Historia general y natural de las Indias, islas y tierra-firme del mar océano, de 1535, y Francisco López de Gómara en Historia General de las Indias, de 1552, afirman que este marinero era natural de Lepe. De ahí se extrae que su apodo "de Triana" fuera debido a que se trasladara y pasara gran parte de su vida en el barrio de Triana, en Sevilla.

*Juan Rodríguez Bermejo

El nombre de Juan Rodríguez Bermejo se le atribuye por un testigo de una de las carabelas, llamado Fernando García Vallejos, que es interrogado por un fiscal en 1515 y que declara:


       
 En esto aquel jueves en la noche aclaró la Luna, y un marinero que se decía Juan Rodríguez Bermejo, vecino de Molinos, de tierra de Sevilla, como la luna aclaró, del dicho navío de Martín Alonso Pinzón vido una cabeza blanca de arena, e alzo los ojos e vido la tierra, e luego arremetió con lombarda e dio un trueno: ¡Tierra! ¡Tierra! 

Otro testigo, llamado Manuel de Valdovinos, se explica del siguiente modo en el interrogatorio con el fiscal: 
        [...]e yendo navegando al cuarto vido la tierra un Juan Bermejo de Sevilla, e que la primera tierra fue la isla de Guanahani

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada