sábado, 26 de enero de 2019

Francisco de Montejo “el Adelantado”. Conquistador del Yucatán junto a su hijo


Acompañó a Hernán Cortés en la conquista de México y, junto con la colaboración de su hijo, Francisco de Montejo “el Mozo”, llevó a cabo la definitiva conquista e incorporación a la Corona de la península de Yucatán.

Montejo, padre e hijo (Mérida-Yucatán)
Francisco nació en Salamanca, en 1479. Procedente de una familia hidalga, venida a menos, de Montejo (Segovia), sus padres fueron Juan de Montejo y Catalina Álvarez de Tejeda. En su juventud tuvo un hijo, con Ana de León Alcocer; nacido en diciembre de 1502 en Sevilla, llamado Francisco de Montejo "el Mozo". En España, en un segundo viaje al que le envió Hernán Cortés, Montejo se casó con Beatriz Álvarez de Herrera, de la que tuvo una hija, Catalina de Montejo y Herrera, quien se casó con Alonso Maldonado, presidente de las Audiencias de Honduras y Santo; además, tuvo otro hijo llamado Juan, y a Diego, este último mestizo, hijo ilegítimo.

Del libro "Españoles de América"

Francisco de Montejo embarcó con Pedrarias Dávila rumbo a América en 1514, llegando a La Española (Santo Domingo) y después pasando a la Fernandina (Cuba).  En Cuba se puso a las órdenes de Diego Velázquez de Cuellar, donde recibió varias encomiendas y colaboró en la fundación de La Habana. En 1518 realizó con Juan de Grijalva una primera expedición a la península de Yucatán (como era rico, puso uno de los navíos y muchos bastimentos, por lo que era socio y capitán). En el viaje recorrieron una ruta semejante a la de Francisco Hernández de Córdoba, pero la corriente los llevó a descubrir la isla de Cozumel. Bordearon la costa de la península de Yucatán y durante la expedición tuvieron algunos enfrentamientos con los mayas, llegando a tierras verucruzanas.

De regreso en Cuba se colocó bajo el mando de Hernán Cortés, con el que volvió a recorrer las costas que había explorado con Grijalva anteriormente, y fundaron la Villa Rica de la Vera Cruz, hoy conocida como el Puerto de Veracruz, punto de partida para la conquista de México. Fue nombrado primer alcalde de Veracruz por Cortés, quien, en julio de 1519, junto a Alonso Hernández de Portocarrero como procuradores del ejército conquistador, lo envió a España con riquezas y presentes del emperador azteca Moctezuma, para informar de la conquista de México al rey y emperador Carlos V, con el fin de contrarrestar la influencia del gobernador de Cuba, Diego Velázquez. Montejo consiguió que el monarca español confirmase a Hernán Cortés como gobernador de México, y a él mismo como alcalde de Veracruz*.

*Una vez en la Corte, la ausencia del emperador fue aprovechada por el prelado Fonseca, partidario de Velázquez, para entorpecer al máximo las diligencias de los dos embajadores. Portocarrero fue encarcelado, mientras que Montejo logró salvarse del presidio gracias a las influencias de los partidarios y familiares de Cortés. El emperador fue avisado de las intrigas urdidas por el eclesiástico, y las gestiones dieron por resultado unas disposiciones favorables a Cortés y al propio Montejo.

En 1526 Cortés lo envió de nuevo a España con cartas y presentes para Carlos I. En este segundo viaje a España, Francisco de Montejo solicitó permiso para llevar a cabo la conquista de Yucatán, y obtuvo del monarca una capitulación (Granada, 8 de diciembre de 1526) que le daba derecho a conquistar y colonizar el territorio de Yucatán y la isla de Cozumel, con los títulos de Adelantado, Gobernador y Capitán General, los mismos que heredaría su hijo Francisco de Montejo “el Mozo”.Regresó junto a su hijo y otors parientes.

En 1527, partiendo de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), inició su expedición con cuatro barcos y cerca de cuatrocientos hombres. En 1528 emprendió la "pacificación" de Tabasco y, tras desembarcar en Cozumel, donde fue bien recibido, Montejo pasó a tierra firme y se internó hacia la ciudad de Chichén Itzá, que había sido el corazón del «Nuevo Imperio» de los mayas, pero a pesar de la fase de decadencia en que había entrado la cultura maya en el siglo anterior, Montejo topó con feroz resistencia.

Derrotado en Chichén Itzá, Montejo reunió tropas y medios más que suficientes gracias a sus encomiendas y decidió intentar la empresa desde el este, partiendo de Honduras, mientras su hijo Francisco de Montejo “el Mozo” continuaba su avance desde la costa. En 1537, una vez lograda la pacificación parcial de Tabasco, Montejo centró sus esfuerzos en la conquista de Yucatán, terminada por su hijo.

Escudo de Armas de Montejo
En 1539, Montejo consiguió para su hijo el nombramiento de Alcalde Mayor y Gobernador de Tabasco y lo envió a Santa María de la Victoria para asumir el cargo y continuar con la campaña militar para pacificar por completo la provincia. Aunque la pacificación total de Tabasco no se lograría hasta 1560, tras derrotar a los aguerridos cimatecos, quienes fueron los últimos en rendirse a los españoles en esa provincia..

Casa de Montejo_Mérida-Yucatán

Desde 1546 ejerció como Gobernador de Yucatán, pero en 1549 tras incurrir en diversas irregularidades, pues repartía la mayoría de las tierras entre sus familiares y amigos, así como por sus crueles abusos contra los indios a los que explotaba, fue sometido a un juicio de residencia; desposeído de sus cargos, prebendas y encomiendas, además de pasar el Yucatán a depender de la Audiencia de Nuevo México, fue llamado de vuelta a España, donde falleció en Salamanca, en 1553, sumido en la pobreza.


Francisco de Montejo “el Mozo

Su hijo Francisco "el Mozo", nació en Sevilla en 1508 y murió en Mérida (Nueva España) en 1565. Casó con María Andrea del Castillo Sanabria. Acompañó a su padre en su segunda expedición al Yucatán (1529-1535) y continuó la empresa paterna, durante la cual sometió buena parte de la península, cuya conquista completó entre 1545 y 1546; fundó varias ciudades, entre ellas San Francisco de Campeche (1541) y la capital, Mérida (6 de enero de 1542), sobre las ruinas de una antigua ciudad maya (T-ho), contando con el apoyo de algunos caciques locales y la hostilidad de otros, que sería la base de la dominación española.

Establecido en América desde 1527, había participado activamente en la campaña de conquista del Yucatán emprendida por su progenitor. En 1535 recibió el mando de las tropas en Campeche, mientras su padre se dedicaba a organizar la conquista desde Honduras. En 1540, recibió de su padre los cargos de adelantado y capitán general del Yucatán y Cozumel, tras su renuncia a continuar las campañas militares. Francisco el Mozo gobernó Yucatán desde 1545 hasta 1549, fecha en la que perdió todos sus cargos como consecuencia de la caída en desgracia de su padre.

Escudo, 76 años posterior a la fundación


Mérida fue construida sobre las ruinas de edificios de cal y piedra de T’ho, que recordaron a los conquistadores las ruinas romanas de la antigua Emérita Augusta, en su natal España, así comenzó a correr de boca en boca el nombre de Mérida, que adoptó Francisco de Montejo "El Mozo” en el auto de fundación dictado al escribano y secretario, Rodrigo Álvarez: "que poblaba y edificaba una ciudad de cien vecinos, a honor y reverencia de Nuestra Señora de la Encarnación, [...] la ciudad de Mérida". Así procedió la designación del Ayuntamiento, nombrando alcaldes a Gaspar Pacheco y Alonso de Arévalo, además de doce regidores entre los más destacados capitanes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario