martes, 13 de septiembre de 2016

Alonso de Navarrete. Soldado en Orán; Maestre de Campo del Tercio de Sicilia



Alonso de Navarrete nació en Baeza en torno a 1500, aunque se ignora el nombre de sus progenitores. Sobre él y su linaje escribieron Argote de Molina, Hernando Domínguez y Francisco Piferrer, entre otros. Argote, en quien se inspiran los demás, erró además al presentarle como hermano del «Maese de Campo Baltasar de Aranda y Navarrete, que murió en el asalto de Galera».

 D. Alonso Navarette. Pese a que no consta que se le despachara el título de caballero jacobeo, en este retrato se le reviste de dicha dignidad (anónimo italiano, siglo XVI)

Alonso, apenas 8 años después de la conquista de Orán, comenzó en ella su carrera militar, pues ya tenía parientes sirviendo en sus castillos. Allí permaneció casi 25 años. Más tarde, en torno a 1544, estaba en Flandes proveído por capitán de una compañía vacante en el Tercio de Sicilia, en el que ya había servido desde finales de 1541. Fue a suceder en ella a Diego García de Paredes (hijo del homónimo "Sansón extremeño".). Maestre de Campo de dicho tercio entre 1555 y 1560. año este último en el que falleció.

Sobre Aranda, que fue su alférez en tierras flamencas, escribió una documentada biografía Jiménez Patón, revelando que nació en Jaén —bautizado en San Ildefonso el 25.XI.1523— y que sus ancestros procedían de Alcalá la Real. También evoca a nuestro personaje Marichalar en su excelente ensayo prosopográfico sobre Julián Romero, pero tan desenfocadamente con respecto a su orígen que le hace riojano, emparentándole por lo tanto con el linaje del homónimo fraile dominico martirizado en Japón en 1617.  No caben dudas sobre su pertenencia a la rama de los Navarretes de Baeza, cuya genealogía desde Juan Martínez de Navarrete, declarado hidalgo por el rey Pedro I de Castilla el año 1354, hasta su 5º nieto “Alonso Díaz de Navarrete y Reinoso, regidor de Madrid y veinticuatro de Baeza”, —y consejero del Supremo de Indias desde 1612 hasta 1633— compiló Salazar y Castro y preserva la Academia de la Historia.

Al reverso del mismo folio, escribió el insigne genealogista la “noticia de que se concedió el hábito de Santiago en 1557 al maestre de campo Alonso de Navarrete”, para cuyas pruebas tuvo éste que aportar información sobre la identidad y naturaleza de sus padres y abuelos paterno-maternos, que han de constar en su expediente. Sin embargo, no se halla en el Archivo Histórico, al menos entre los aprobados y despachados, como tampoco el pertinente expedientillo.

Argote de Molina señala que fue nieto de Alonso de Navarrete «el Dentudo», que poseyó el mayorazgo de los Navarrete de Baeza que acabó recayendo, en el siglo XVII, en el regidor madrileño arriba citado, por lo que cabe colegir que su padre fue hijo segundo. Es probable que Alonso fuera también hijo segundo del suyo y, segundón de segundones, se viera abocado a servir al rey desde temprana edad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada